“Satisfaction” El deseo, el silencio y el abuso transformados en una canción

El deseo, el sexo, el abuso, la comida y la presión social serán batallas que tal vez terminen esta noche, al ritmo de una canción o en el reflejo de los ojos y la voz en pecho de su protagonista.

Fotografías: Gerardo Castillo/ Isóptica

Original de Carmen Zavaleta y dirigido por Ángel Luna, Satisfaction es un unipersonal que en su primera temporada logró cautivar al público y sentirse identificados con la historia que  indaga sobre la necesidad de habitar el cuerpo como único lugar posible de nuestra existencia. ¿Lo que somos como seres humanos es el resultado de las circunstancias que enfrentamos?

En esta obra conoceremos a Sara, una mujer de 45 años, independiente, soltera y sin hijos a quien en varias ocasiones se le ha helado la sangre. Una tarde de 1977 viendo “King Kong” su vida cambia. Empieza a buscar un gigantesco gorila que la haga sentirse amada y sea su compañero para atravesar la selva.

En el camino para descubrirlo, Sara se da cuenta de lo fácil que es mentirle a Dios y de su  batalla por recuperar la  voz que poco a poco se ha quedado en silencio.

Satisfaction es una obra de teatro generacional que habla de las mujeres que bordean los 40 y 45 años; las hace recordar sus amores, lo que fueron o son a esa edad, y a los hombres los remite a su vida y a su infancia. Debe quedar claro que no es una puesta en escena sexista, sino sobre una mujer que se está reconociendo a sí misma”.

“Reiteró que no se trata de una obra feminista. Creo que en la medida en que uno se reconoce se tiene todo lo demás. El cuerpo tiene un enorme potencial y hay que descubrirlo”, comentó Carmen Zavaleta.

La dramaturgia y dirección apuestan por un montaje dinámico, basado en el humor y el ajuste de cuentas con la vida. El referente poético de la sangre es uno de los elementos más importantes; en una persona cuando la sangre está caliente,  fluye y es indicio de satisfacción y felicidad, pero también cuando está congelada, es señal de que no se está viviendo. “Es un texto que habla del camino de  la insatisfacción de la mujer y cómo podemos abordarlo sin ser tan evidentes”, afirmó Ángel Luna.

La escenografía de este unipersonal es descrita como minimalista, con tintes rojos y muy pocos elementos: La silla se transforma en un dispositivo escénico, una cartulina y un perchero adquieren convenciones distintas ayudando a la narrativa escénica, dando vida a múltiples personajes que aparecerán durante la historia.

“Para la obra ocupamos un espacio vacío donde solo se puede ver una silla que nos ayudará a hacer  transiciones de espacio-tiempo para viajar con el imaginario del espectador a cada uno de los lugares por los que anda Sara”, concluyó el director.

El equipo creativo está formado por :

Carmen Zavaleta, actriz y dramaturga

Ángel Luna, dirección, asesoría y música original

Sandra Narváez, producción y difusión

Roberto Paredes, iluminación

Carlos Alvar,  fotografía

Temporada

Sábados a las 19:00 Hrs., del 11 de febrero al 25 de marzo en la Sala Novo del Teatro La Capilla.

 

gerardo castillo

gerardo castillo

Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas la carrera de Diseño y comunicación visual con especialización en Fotografía. Fue seleccionado en el Seminario de Fotografía Contemporánea 2011-2012 que imparte el Centro de la Imagen y acreedor a la beca Jóvenes creadores del FONCA en el 2006-2007.
gerardo castillo

Deja un comentario