Presentan “Las Bodas” de Igor Stravinsky, en la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM

En el marco del Festival presenta IM•PULSO, organizado por CulturaUNAM, este viernes 18 de agosto se estrenó la producción “Las Bodas” de Ígor Stravinsky, en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, en la UNAM.

Fotografías:Gloria Minauro/ Isóptica

Fotografías:Liliana Velázquez/ Isóptica

 

“Las Bodas” es una obra de 1913 basada en una serie de letras de canciones empleadas en bodas populares y campesinas rusas que mezclan tradiciones cristianas con paganas. La versión presentada por IM•PULSO, reunió la música de Stravinsky y el arte coreográfico de Óscar Ruvalcaba


No pocos compositores a lo largo de la historia nos dieron nueva música. Sin embargo, existen otros, unos cuantos, que nos dieron oídos nuevos. Entre ellos destaca con preeminencia el autor ruso Igor Stravinski. Nunca nada volvió a ser igual después de él. Después de aquel señero 1913 en el que -tomado de la mano del empresario Sergei Diaghilev y sus Ballets Rusos- hizo saltar en pedazos el canon musical con su telúrica Consagración de la Primavera. Y esto nos lleva a la siguiente afirmación: aún menos compositores nos han dado a un tiempo nuevos oídos y ojos nuevos. Y Stravinski lo hizo con sus ballets. Con ese maridaje de música y danza en el que, al más puro estilo sinestésico, escuchamos los movimientos y vimos los sonidos de otro modo.

Y justamente en ese ya mítico 1913 surge en Stravinski la idea de Les noces (Las bodas): ballet para solistas vocales, coro mixto y percusiones (entendidos los pianos stravinskianos como parte esencial de ellas). Estrenado en el Théâtre de la Gaîté parisino bajo la dirección de Ernest Ansermet, y protagonizado por los Ballets Rusos de Diaghilev con coreografía de Bronislava Nijinska, el ballet en cuestión mostraba a los bailarines y a los pianos en el escenario, mientras que colocaba las percusiones en el foso.

Con texto del propio compositor, basado en una serie de letras de canciones empleadas en bodas populares y campesinas rusas que mezclan tradiciones cristianas con paganas, Las bodas ve completada su partitura en versión para piano y voz -el dibujo de la obra, propiamente dicho- en otro año mítico: el revolucionario 1917. Las coincidencias no existen. Y a partir de ahí vendrá un tortuoso camino en el que Stravinski incluso contempla efímeramente que la obra sea interpretada con pianolas mecánicas, hasta llegar a su instrumentación ulterior en 1923: la pintura acabada de la obra.

Por momentos hiper-percutiva y mecanicista, dotada en otros pasajes de contrastantes trazos armónicos horizontales con yuxtaposición intensa y extensa de acordes disonantes, la partitura se convirtió en un referente musical (harto imitable e imitado) de la primera mitad del siglo XX. Pero sobre todo fue, es y será un conciso retrato de ese Stravinski que, como pocos autores, logró fundir la tradición popular de su pueblo con la punta de lanza del arte sonoro. Y también, qué duda cabe, es y será un bello homenaje a ese verdadero titán que dio voz a la Rusia más profunda: Modest Mussorgsky.

Posdata: como toda buena “boda” que se precie de serlo, estas Bodas presentadas en IM●PULSO  cuentan con una pequeña “recepción” que antecede al festejo. En esta ocasión será la canción Sum Vermis (“Soy un gusano”) para soprano, dos pianos y dos percusiones escrita en 1973 por el compositor catalán Xavier Montsalvatge, a partir de un texto de Jacinto Verdaguer. Oscura y dramática, expresiva y narrativa, la obra suma texto y música para potenciar el conflicto espiritual que el poeta -también catalán- traduce en uno de sus poemas más famosos de su obra Flor del Calvario.

Nota de Gerardo Kleinburg (Agradecemos la colaboración del Estudio de la Ópera de Bellas Artes EOBA INBA/FONCA)

 

Créditos:

Las bodas, de Ígor Stravinski / Sum Vermis, de Xavier Montsalvatge

Christian Gohmer, dirección musical
Oscar Ruvalcaba Pérez*, coreografía
Mauricio Ascencio, vestuario e iluminación

Solistas
Graciela Morales, soprano** / ***
Isabel Stüber Malagamba, mezzo-soprano**
Andrés Carrillo, tenor
Rodrigo Urrutia, bajo barítono**

Ensamble musical
Edith Ruiz, piano 1***
Abd El Hadi Sabag, piano 2***
Alain del Real, piano 3**
Edgar Ibarra, piano 4**
Edwin Tovar, percusión 1***
Gabriela Orta, percusión 2
Kaoru Miyasaka, percusión 3
Roberto Zerquera, percusión 4 (Las bodas) / Percusión 2 (Sum Vermis)***
Maribel Pedraza, percusión 5
Max Carrión, xilófono  

Bailarines
Yazmín Rodríguez****, novia / dama de la novia
Natalí González, dama de la novia / novia
Saúl Gurrola, novio / padrino del novio
Marcos Sánchez, padrino del novio / novio
Elisa Rodríguez y Alfredo Aldama, padres de la novia
Coral Zayas y Domingo Rubio, padres del novio

Alejandra Soto*****, dama de la novia

Gerardo Guerrero, padrino del novio
Raúl Taméz, padrino del novio
José Ortiz*****, padrino del novio

Agrupación coral
Gradus ad Parnassum
Christian Gohmer, director
Alejandra Cadena, Paulina Esqueda, Mónica Michelle Galindo, Martha Alejandra Ruíz, sopranos
María Guadalupe López, Victoria Olguín, Marcela Robles, Gabriela Thierry, mezzo-sopranos
Javier Francisco Coronado, Ricardo Estrada, 
Ramón Yamil León, Alfredo Rodríguez Alfonso, tenores
Adrián Díaz Hilton, Daniel Hernández, Luis Miguel Juárez, Luis Alberto Pérez, bajos

* Miembro artístico del Sistema Nacional de Creadores de Arte, FONCA, 2015
** Beneficiario del Estudio de la Ópera de Bellas Artes, INBA/FONCA 2017
*** Intérprete de Sum Vermis
**** Becario del Programa de Creadores Escénicos, Categoría B, FONCA 2016
****** Creador escénico Categoría A, FONCA, 2016

Equipo de producción
Vania Sauer, producción
Francisco Méndez Padilla, traducción y supertitulaje
Omar Kurianski, stage manager
Julio Barrera, asistente de producción
Konstantin Jadan, asesor de idioma
Abd El Hadi Sabag, Alain del Real y Edgar Ibarra, maestros repasadores

 

Festival IM•PULSO

CulturaUNAM presenta IM•PULSO, una iniciativa que enlaza las artes escénicas con deliberación y libertad; un espacio para que la música, la ópera, el teatro y la danza incursionen en el campo de la transdisciplina y concurran en un espacio de diálogo creativo.

Con la colaboración de las direcciones de Teatro, Danza y Música, así como de la Filmoteca UNAM y la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro, se incentiva la producción de un lenguaje escénico de vanguardia, en distintos formatos de creación.
Del 11 al 26 de agosto del 2017, IM•PULSO Música Escena Verano UNAM habita los teatros y espacios del Centro Cultural Universitario UNAM con espectáculos en los que teatro, danza y música convergen.


Dos aspectos de IM•PULSO destacan en esta primera emisión:
Primero, la participación de artistas consolidados y obras poco exploradas en el repertorio que ofrecen propuestas novedosas en distintos estilos y géneros, con el elemento común de la música en vivo, que las articula y subraya.   

Y, segundo, dar paso a la creación de obras emergentes, de artistas y compañías jóvenes y universitarias, seleccionadas mediante una convocatoria abierta y con base en su rigor artístico, técnico y de manejo del discurso, que recibirán asesoría profesional y facilidades para su desarrollo.


Así, IM•PULSO busca ser un espacio anual en el que habrán de incubarse los más eclécticos lenguajes de artes escénicas.

 

Programa completo en: http://cultura.unam.mx/impulso/index.php

 

Sala Nezahualcóyotl, Centro Cultural Universitario, UNAM.

Ciudad de México

Agosto 18, 2017

Con información de: Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM

 

Gloria Minauro

Gloria Minauro

Fotógrafa Independiente de Artes Escénicas con 20 años de actividad creativa, registrando el acontecer del movimiento dancístico y teatral en México.
Directora de Exposiciones y Proyectos fotográficos en distintas entidades del País.
Cofundadora de la Agencia Escénica 7, responsable de los concursos de fotografía de danza en los años 2005, 2006 y 2007
Actualemente Dirige Isoptica Agencia Fotográfica de Arte y Cultura y el proyecto Ver Danza, exposición Monumental
Gloria Minauro

Deja un comentario