Cierra el Festival folclórico mexicano en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario

El pasado domingo 10 de septiembre, concluyó la programación del festival organizado por la Dirección de Danza de la UNAM con la presentación del Taller Coreográfico Centéotl de la Universidad Autónoma de Chapingo y del Ballet Folclórico de la Facultad de Odontología de la UNAM.

Fotografías: GABRIEL RAMOS / ISÓPTICA

Interpretando vistosos programas de danzas y bailes, de diversas regiones de nuestro país, diferentes agrupaciones de danza folclórica mexicana participaron en el Festival folclórico mexicano realizado el reciente fin de semana en el Centro Cultural Universitario de la UNAM.

En el último programa, bajo la dirección del maestro Amado Sánchez, la agrupación de la Universidad Autónoma de Chapingo interpretó el programa “Calabaceados”, que es una manifestación popular de los vaqueros de la región de La Misión, Baja California. Este baile anteriormente conocido como baile vaquero, nace al final de los años cincuenta, al ponerse de moda la música norteña, ritmo que permitiría que los vaqueros y la gente del pueblo comenzaran a imitar algunas gracias del ganado, como los brincos, giros y patadas.

El término era utilizado por los espectadores que al mirar el baile decían que brincaban como cabras y que estaban ‘calabriando’ palabra que con el tiempo se fue transformando hasta llamarlo ‘calabaciando’ o ‘calabaciado’ y que actualmente se sigue llamando igual, aunque los maestros de danza y gente especializada lo nombra y lo escribe calabaceado.

El Ballet Folclórico de la Facultad de Odontología de la UNAM, dirigido por el maestro David Méndez, ofreció una selección de “Danzas de Hidalgo y Jalisco”. De la Huasteca hidalguense se presentaron bailes a través de la escenificación de una pareja que contrae matrimonio a la usanza tradicional de la región. Tras la ceremonia solemne, en la cual participa la gente del pueblo, viene la fiesta, con los huapangos huastecos en los que la alegría y el colorido amenizan el evento matrimonial. Pero la vida es contrastante, hay alegría y tragedia, como se podrá comprobar.

En contraste, en el occidente de México, en Jalisco y ya enmarcado en el ambiente de fiestas patrias, los números dancísticos que se presentaron, aludieron “a la vida y al amor a la mujer jalisciense”, así como a la galanura del charro mexicano.

 

Sala Miguel Covarrubias, Centro Cultural Universitario
Ciudad de México
Septiembre 10, 2017
Con información de: Dirección de Danza de la UNAM, Coordinación de Difusión Cultural UNAM.

ISOPTICA

ISOPTICA

Agencia Fotográfica de Arte y Cultura creada con propósito de abrir un espacio para promover el trabajo de fotógrafos de profesionales de Escena.
ISOPTICA

1 Comment

  1. ¡Mil gracias por el reportaje y las fotos que nos gustaron mucho!

Deja un comentario