El Ballet Nacional de Marsella presenta ROCCO / XLV Festival Internacional Cervantino

La relación entre hermanos puede ser compleja. Rómulo y Remo, Caín y Abel, son ejemplos de que el amor fraternal puede transformarse en violencia. Eso lo sabía Luchino Visconti cuando, en 1971, filmó Rocco y sus hermanos, película que sirvió a los coreógrafos Emio Greco y Peter C. Scholten para crear la coreografía ROCCO, que un par de bailarines-boxeadores desarrollan en un ring.

Fotografías: Gabriel Ramos / Isóptica

 

La obra, que muestra la plasticidad del boxeo y la violencia de la danza, será ejecutada por los bailarines del Ballet Nacional de Marsella el 22 y 23 de octubre, en la Cancha de Cristal, como parte de la programación de Francia, país invitado de honor en el XLV Festival Internacional Cervantino.

La coreografía, estrenada en Viena en 2011, explora los vínculos entre la danza y el boxeo, que son varios: no es casual que el boxeo de Muhammad Ali fuera considerado una danza o que Cuba sea un país tanto de boxeadores como de bailarines. Convencidos de que esta disciplina deportiva es una especie de danza en donde son vitales la velocidad, la elasticidad, el ritmo y la fuerza, además de la distancia que separa a los contrincantes, los directores crearon un espectáculo en el que los bailarines devinienen boxeadores y viceversa.

Por otro lado, en el plano dramático, buscaron tejer una historia en la que cada round aludiera a alguna variante de la relación entre hermanos. En la batalla cuerpo a cuerpo los hombres evolucionan y el concepto de virilidad se diluye: pasan de ser hermanos a amantes, de amigos a enemigos.

Greco, bailarín nacido en Italia, y Scholten, director oriundo de los Países Bajos, trabajan en conjunto desde la década de los noventa. En 2009, después de haber montado varias coreografías, fundan y dirigen el ICK Amsterdam (Centro Internacional de Artes Coreográficas de Amsterdam), que es concebido como una plataforma interdisciplinaria e internacional para talentos emergentes y consagrados. En 2014 asumieron la dirección del Ballet Nacional de Marsella, en el que han establecido dos ejes de trabajo con respecto al cuerpo: “el cuerpo en revuelta”, o el lugar del artista en la sociedad, y “el cuerpo del ballet”, o la búsqueda de un nuevo ballet contemporáneo.

En la actualidad, los dos creadores mantienen la dirección simultánea de las compañías. El ICK Amsterdam cuenta con un cuerpo de seis bailarines, mientras que el Ballet Nacional de Marsella integra a 26 bailarines y cinco aprendices.  Esta última compañía fue fundada en 1972 y ha estado bajo la dirección de Roland Petit, Marie-Claude Pietragalla y Frédéric Flamant, antes de que asumieran la dirección Greco y Scolten, hace dos años.

El Ballet Nacional de Marsella fue de las primeras compañías en obtener el nivel de Centro Nacional Coreográfico (1984). En la actualidad, sus actividades se basan en tres ejes: crear y difundir espectáculos coreográficos, alojar y coproducir compañías francesas y extranjeras, establecer conexiones con las fuerzas vivas del territorio: sensibilizar y formar públicos, cooperar estrechamente con los actores económicos.

 

Cancha de Cristal
Ciudad de Guanajuato, Guanajuato
Octubre 22, 2017
Con información de: FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO

 

Gabriel Ramos

Gabriel Ramos

Gabriel ha trabajado con compañías como A poc A poc, de danza contemporánea establecida en el D.F. con quienes realizó el proyecto fotográfico El fuego en el país de las nubes expuesta en el Teatro de la Ciudad y la Sala Miguel Covarrubias de la UNAM, y en la que muestra parte del proceso creativo de una compañía. Además, ha colaborado con Quiatora Monorriel, Ángulo Alterno, Proyecto Ítaca, Physical Momentum Project (compañía mexicana que actualmente realiza una residencia en Barcelona), Kubilai Khan (compañía francesa que realizó una producción en colaboración en el D.F. en 2013).
Gabriel Ramos

Deja un comentario