Concluye la segunda semana del Curso Internacional de Danza en el IBÉRICA CONTEMPORÁNEA 2019 (parte 2)

Tiempo de Lectura: 8 minutos

Esta segunda semana ha sido crítica porque estudiantes en los cursos, después de los días anteriores y al asistir mínimo a dos clases diarias han comenzado a tener problemas físicos en sus pies y bailan descalzas, con sandalias o tenis. Algunos profesores se asombran, hacen observaciones, pero esta situación muchas veces es inherente al gusto por la danza.

TEXTO: EUGENIA MACÍAS

 

 

FOTOS: LILIANA VELÁZQUEZ  / ISÓPTICA

 

El esfuerzo físico y el desgaste son vías para el aprendizaje, el placer o la situación expresiva misma. Entre otros profesores que impartieron cursos están:

Raquel Ruiz con el curso de Neo Folk y que el fin de semana anterior fue una de las ejecutantes de Figaro con la compañía Ibérica de España. Enseñó Jota Aragonesa a niñas y adolescentes, con chasquidos y pasos laterales cruzados combinados con puntas y tacones.

 

El curso de Creación Coreográfica es repetido por Eduardo Alves esta semana con diferentes alumnas, pero activándolas con premisas de movimiento que las sensibilizan hacia direcciones en su propio cuerpo y en el espacio y dejándolas en libertad para que llenen las premisas de cada ejercicio con su propia corporalidad e historia de movimiento.

 

Cristóbal Reyes  esta semana impartió una soleá, dentro de su curso Valoración del Flamenco. Y con sus iniciales  marcadas en unos flamantes botines blancos mostró remates que no explica insistiendo en que sólo se suelten en el movimiento:

(…) El baile cuando están tensas ya no sirve (…) es disfrutar (…) pensar en el tiempo, no en el cante (…) Siempre hay un respiro y un vacío (…)

 

La clase titulada Combo Flamenco, impartida por el flautista Sergio de Lope, el guitarrista Juanfe Pérez  y el bailarín Pablo Egea fue la constatación de la construcción de un diálogo entre música y danza. Los músicos ejemplificaron con su ejecución los momentos en que la música indica al baile entradas para marcajes, cierres, respuestas con danza a acabados musicales en la melodía o remates de pies. El bailarín improvisó secuencias de   movimientos para activar esta interacción. Sergio de Lope insistió mucho en que es una situación de compartir la experiencia artística. Explicaron que hay contacto visual en el momento de la ejecución entre músicos y bailaores, si éstos se pierden en el compás tienen que encontrarse de nuevo con los músicos. Afirmaron que en un espectáculo pueden crear la estructura y decidir por acuerdo si comienzan por llamada o por letra o por base de compás o con un palo flamenco y luego derivar en otro, por ejemplo, iniciar un tango con martinete. Mostraron una modalidad compleja de guajira ejecutada en un compás a cinco octavos y reflexionaron:

 

(…) esos cambios son válidos, ¿por qué no? (…)  No en un tablado porque los músicos no te siguen (…) pero cuando suena natural es atractivo (…) el flamenco por encima de todo es música y se puede hacer lo que sea (…).

 

Francisco Lorenzo con su curso de Danza Contemporánea y ejemplificando con una ejecución plena los movimientos,  impulsó a las estudiantes a habitar su cuerpo desde un manejo corporal completamente distinto a como están entrenadas: desplazamientos en el piso trasladando el centro del cuerpo para avanzar, rodadas, avances en 4 puntos como animales mamíferos o apoyando todo el peso en un brazo para luego saltar y cambiar de lugar.

 

 

Con marcajes por alegrías y llamadas Juan Paredes impartió también esta segunda semana su curso Siente el flamenco. Alentó a las estudiantes diciendo:

(…) ¡Con el corazón¡ ¡Preocuparnos del fondo¡ Nada de perfección. En la imperfección hay también mucho arte (…) Pensar que necesitamos y dónde lo podemos conseguir (…) Mezclar el tiempo con el corazón (…) La energía permite que siga el tiempo (…)..

Al final de la clase hacen una ronda para que pase una estudiante a la vez. Durante la ejecución el maestro se incorporaba en la secuencia  o se acercaba a retar a la bailaora para impulsar el sentir, o jugaba a probar remates distintos cada vez.

 

Karen Lugo impartió un curso de bambera para nivel intermedio. Y comenzó la clase contando que proviene de bailes de columpio o bamba, con aire de fandangos, pero que Paco de Lucía la popularizó ejecutándola más en soleá por bulería a compás de 12 tiempos. Desde el calentamiento impulsó a los  numerosos estudiantes en su clase a trabajar las cualidades del movimiento a través de la repetición como una manera de encontrar “pellizcos”, ampliar fuerza y que las articulaciones vayan cada vez más allá y más allá. Externó su intención de que incluyan en el movimiento la parte trasera del cuerpo en un plano sagital. La bailaora hizo peticiones que invitaron a los alumnos a indagar a profundidad la movilidad del cuerpo: centrarse en cómo se vuelve de un marcaje, complejizar zapateados añadiendo brazos con patrones de manecillas de reloj y afirmó:

(…) Que el cuerpo se acostumbre a sentir cuándo estoy mandando tensión y cuándo no (…).

 

Javier Latorre también continuó su labor docente esta semana, y dio entre otros cursos uno de alegrías para nivel avanzado. Con una rápida capacidad de montaje coreográfico, sus alumnas repentinamente se hallaban haciendo complicadas secuencias dentro de la estructura de este palo flamenco.

 

+++++++++++++++++++++++++++++

 

Raquel Ruiz

 

Es cofundadora de la compañía Ibérica de danza en 1993. Egresada del Real Conservatorio de Música y Danza de Madrid, titulándose en Danza Clásica y Española en 1982. Fue alumna de Ciro (Flamenco), Carmen Segura, Pacita Tomás y Joaquín Villa (Escuela Bolera); María José Ruiz y Ana Yepes (Danza Antigua) y Juango Linares (Folclore español). Fue finalista del Premio Bailarina Sobresaliente del Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco en el Teatro Albéniz de Madrid en 1995.

 

Eduardo Alves

 

Maestro residente de danza clásica en Centro Proart. Egresado de danza del Real Conservatorio de Profesionalización de la Danza Mariemma y del Conservatorio Superior de danza María de Ávila en Madrid. Y en esa época inicia su actividad docente en la escuela Víctor Ullate en Alcobendas, siendo también bailarín de la compañía del mismo nombre y otros proyectos y colectivos: Ballet Madrid, Asaltos de la danza en Reina Sofía, Martz Contemporary Dance, Carmelo Segura, Carabdanza.

Explora diversas posibilidades de expresividad contemporánea en la danza, con un manejo técnico virtuoso que articula en discursos ccoreográficos con premisas que provienen de lo que este artista quiere comunicar de su vida interior y que alimentan con esta intención el movimiento.

 

Cristóbal Reyes

 

Trabajó desde niño en los tablados flamencos de Mardis, perteneció a las compañías de Manuela Vargas y Antonio Ruiz. Destacó su participación como director, coreógrafo y bailaor en la Cumbre Flamenca de 1985 en Madrid. Creó su compañía Flamenco Progresivo, que hoy llea su nombre. Actualmente es docente en el Centro de Arte Flamenco Amor de Dios en Madrid.

Su danza está marcada por el sentir profundo del compás, constitutivo de los distintos palos flamencos, braceos para hacer énfasis expresivos y zapateados vigorosos y muy nutridos en el percutir el suelo.

 

Sergio de Lope

 

Originario de Córdoba, comenzó estudios musicales desde niño y a los 16 años comienza a tocar además del saxofón, la flauta traversa. Es egresado de Flamencología por el Conservatorio Superior de Música de esa ciudad. Ganó el Filón Minero/Primer premio del Concurso de Instrumentista Flamenco del 57 Festival Internacional del cante de las Minas en la Unión en 2017. Fue seleccionado como músico emergente del Mediterráneo con Berklee School Music, Festival Aix en Provence y Casa Árabe, por el proyecto Medinea. En 2015 publicó su primer disco A night in Utrera realizando giras para presentarlo en Bienal de Flamenco de Sevilla 2016, ciclo Flamenco en Ruta de la AIE, Fiestas de San Isidro de Madrid, Foro Flamenco de Canal Sur Televisión y festivales como Utrera Suena, Reunión de Cante Jondo de la puebla de Cazalla, Jazz en la Frontera de Jerez, y en escenarios como: Teatro Real de Madrid, Festival de Aix en Provence, Noche Blalnca del Flamenco de Córdoba y en países como Sudáfrica, Canadá, Australia, entre otros. Ha colaborado con artistas como: Farruquito, Chano Domínguez, Javier Latorre, Estrella Morente, Diego Amador, Josemi Carmona, Javier Limón, entre otros.

 

Juanfe Pérez

 

Estudió guitarra clásica en el Conservatorio Profesional de Música de Huelva. Publicó dos discos con su proyecto Elevi en 2007 y 2013. Estudia en el Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco de Córdoba la especialidad de guitarra flamenca. Fue becario del Conservatoro de World Music de Rotterdam Holanda en 2012 y estudió clínicas con músicos como John Maclaughlin, Rafael Riqueni, Carles Benavent, entre otros, especializándose en el bajo flamenco y en 2015 estrena un espectáculo DeBajo, con este instrumento en primer plano. Actualmente reside en Madrid y produjo el disco de Sergio de Lope Ser de luz. Ha trabajado con artistas como: Farruquito, Jorge Pardo, Josemi Carmona, Diego Amador, Montse Cortés, Alba Carmona, entre otros.

 

Pablo Egea

Maestro residente de Centro Proart, fue integrante solista durante 6 años del Ballet Nacional de España bajo las direcciones de José Antonio Ruiz y Antonio Najarro. También ha sido bailarín destacado en el Ballet Español de Murcia, en la Compañía Inernacional de Flanco “Flamenconautas”. Ha sido coreógrafo y colaborador del Ballet Flamenco La Rosa, Miami; Aire Flamenco Theater, San Petersburgo; Ballet Español de Cuba; y ha colaborado con el cuarteo de jazz de la coreana Maureen Choi.

Su baile expresa una formación muy completa con proyección técnica virtuosa y expresividad corporal, que lo hace manejar distintas vertientes de la danza española clásica y flamenca. Tiene una gran capacidad de matices en su ejecución desde rangos  de movimiento íntimos o pequeños hasta amplios y muy vistosos.

 

Francisco Lorenzo

 

Trabajó en compañías independientes y en un Ballet de Cámara de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, en Argentina, su país natal. Ingresó al Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y fue integrante de su Ballet entre 1996 y 1998. Fue nombrado bailarín revelación por el diario Clarín en Buenos Aires en 1999. Ese año se integró al Ballet Contemporáneo del Teatro San Martin. En 2002 se trasladó a Europa y realizó cursos de técnicas contemporáneas en Lyon, París y Barcelona, siendo integrante en esta ciudad de la Compañía Metros. En 2003 Nacho Duato lo convoca a la Compañía Nacional de Danza de España donde actualmente es bailarín principal, trabajando con coreógrafos como William Forsythe o Jyrí Kylián entre otros y realizado creaciones coreográficas para esa compañía y la agrupación La Mov en Zaragoza.

 

Juan Paredes

 

Debutó con la Compañía “Mariemma”. Interpretó el personaje de el novio en Bodas de Sangre de Antonio Gades. Fue bailarín solista de la compañía de Cristina Hoyos protagonizando con ella la clausura de los Juegos Olímpicos Barcelona-92, la Compañía Andaluza de Danza,  la junta de Andalucía con María Pagés y José Antonio. Fue protagónico en la película Montoyas y Tarantos que recibió un premio Goya y candidatura  española al Óscar en 1989.

En su trabajo actual es central la socialización por medio del flamenco, generando dinámicas colectivas sensibles a través de este arte, por lo que en el Festival Ibérica tiene a su cargo la docencia e géneros festeros, callejoneadas y clases masivas en espacio público.

 

Karen Lugo

 

Ha sido galardonada con: Primer Premio de baile flamenco del Festival Internacional de Almería, Primer Premio de Coreografía del Festival Contemporary Flamenco de Finlandia y Tercer premio de Coreografía del XVII Certamen de Danza Española y Flamenco de Madrid.

Ha tenido funciones propias en el XIV Festival de Jerez, Festival “Sangre Nueva, Jóvenes Flamencos del Teatro Español de Madrid, Ciclo “Los Veranos del Corral” en Granada, Fundación SGAE, Sala Berlanga, Madrid, Lunario del Auditorio Nacional, Ciudad de México.

Participó en la película Flamenco Flamenco de Carlos Saura, en la compañía Flamenconautas dirigida  por Javier Latorre, en la residencia de investigación y creación artística del Festival Flamenc Empiric en el Mercat de Les Flors, Barcelona, invitada por Juan Carlos Lérida, forma parte del Dúo Made in Mexico con Israel Varela, ha estrenado tres espectáculos en Casa Patas y los montajes Amorente en España y Sersiente en Guadalajara entre otros, con giras internacionales.

 

Javier Latorre

 

Integrante de la Compañía Lírica Nacional, el Ballet Nacional de España, en los peridos de dirección de Antonio Gades y Antonio Ruiz Soler, con quien llegó a solista. Posteriormente fue bailarín principal con María de Ávila. A finales de la década de 1980 fundó Zyriab Danza y para esas épocas fue premiado en el Festival Francés de Avignon y en el Concurso de Arte Flamenco de Córdoba. Tuvo colaboraciones en la década de 1990 con Mario Maya y Vicente Amigo y hacia 2000 presentó en el Festival de Jeréz su obra Ambi-valencia y en 2002 Riconete y Cortadillo coproducido por El Festival Internacional de Música y Danza de Granada y la Bienal de flamenco de Sevila. Desde 2003 se dedica a la docencia y desde 2006 formaliza su Compañía Residente del Gran Teatro de Córdoba, realizando colaboraciones los últimos años con artistas como Lola Greco, Carlos Saura,  Shoji Kojima, Philippe Donnier, enre otros. Como ejecutante tuvo una fuerte presencia escénica y en los marcajes corporales, con virtuosismo en el zapateado. Sus cursos hacen énfasis en juegos de brazos y trabajo corporal.

 

 

PROART,

Ciudad de Querétaro

Julio 19, 2019

Con información de: VII Festival de Ibérica Contemporánea.

Deja un comentario