Gabriela Medina y Miguel Mancillas se presentaron con la obra “Fue Yo” en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Creada en colaboración por los reconocidos coreógrafos e intérpretes, este montaje que indaga sobre “el gozo que por naturaleza posee el Ser humano, por mirar la privacidad, la intimidad de los otros” ofreció funciones del 26 al 29 de julio en el Centro Cultural del Bosque.

Fotografías:©Gloria Minauro/Isóptica


La puesta surge como una respuesta para entender cómo dos cuerpos se pueden unir a través de su propia energía, y todo lo que ésta puede provocar, así como las experiencias emotivas y sensoriales que pueden experimentar estos dos seres.

“Cómo escribes sobre lo incomprensible sin reducirlo a mera justificación. El encuentro es transformador, no somos los mismos, no volveremos a serlo y cada vez, nos alejamos de la identidad conocida para reconfigurar un rostro que no termina de mudar de piel. No es confusión, es el privilegio del abandono consciente, a ojo abierto. Ser ella/el. Fue yo”.

Gabriela Medina -cofundadora y directora junto con Mario Villa de La Manga Video y Danza-, explicó que esta colaboración surgió del deseo por explorar caminos de creación a distancia y de continuar el acercamiento que desde hace mucho tiempo ha establecido con Mancillas.

“Fue Yo es el encuentro más poderoso que he vivido como intérprete. Vivir la escena a lado de Miguel es una suceso inexplicablemente gozoso y aterrador. Colaborar, compartir visiones e ideas a través del hecho escénico sin duda abre nuevas posibilidades para continuar explorando la potencia del acto creativo. Hacerlo al lado de artistas de la talla de Miguel Mancillas y David Salazar es una experiencia de enorme crecimiento para La Manga Video y Danza”.

Medina y Mancillas se encuentran satisfechos de los resultados en Fue Yo, ya que, a decir de Medina, se logra una especial cercanía del espectador, así como una relación intérpretes/diseño sonoro/proyección en tiempo real hacen de esta pieza una experiencia privada, íntima y profunda para el público.

La Manga Video y Danza, fundada en 1994, integra el trabajo de artistas de diferentes disciplinas para producir planteamientos estéticos a manera de video instalaciones coreográficas que se presentan en espacios para artes visuales y escénicas. Se ha propuesto borrar la idea del obligado cuerpo perfecto para la expresión dancística, reconociendo y valorando la sabiduría corporal de todos los individuos.

Su trabajo se ha presentado en México, Canadá, Estados Unidos, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Perú, Venezuela, Japón e Indonesia. Tanto la compañía como sus directores han sido beneficiarios de instituciones como el Fonca, Conaculta, Cenart, Fideicomiso México EUA, The Banff Center for the Arts, de Canadá, International House y MediaNoche Gallery de Nueva York; Centro de Artes de Kioto, Fundación de Arte y Cultura de Japón, y el Programa Iberescena, por mencionar algunos.

Por su parte, Mancillas es fundador y director de la compañía Antares, un ícono de la danza nacional. Es una agrupación independiente de Hermosillo, Sonora, que se ha caracterizado por una exigente preparación física al servicio de una expresividad intensa, por momentos inquietante.  Una encuesta realizada dentro del gremio consideró a Mancillas uno de los diez mejores bailarines del siglo XX en el libro “México; su apuesta por la cultura”, coeditado por la revista PROCESO y Random House Mondadori México. Con una labor constante e ininterrumpida, se le considera uno de los más importantes coreógrafos de su generación.

Teatro de la Danza
Centro Cultural del Bosque
Ciudad de México
Julio 26, 2018
Con información de: Coordinación Nacional de Danza, INBA

Deja un comentario