Lourdes Lecona impartió la charla magistral ‘El flamenco y su contexto en México’ en el marco del Encuentro Nacional de Danza México 2019

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Uno de los grandes temas que ocupan a la maestra Lourdes Lecona -figura clave en la historia del flamenco en nuestro país-, es que este género aún no sea reconocido del todo como un arte y se le considere menor.
Éstas y más inquietudes compartió durante la charla que ofreció dentro del Encuentro Nacional de Danza (ENDMéxico 2019) titulada El flamenco y su contexto en México, donde expuso elementos que contextualizan el desarrollo de este género en nuestro país, además de resignificar la memoria como estrategia de preservación y salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial y ofrecer herramientas teóricas que pueden ser utilizadas en el campo de la investigación.

Fotografía:©Gloria Minauro/isoptica

Nadie mejor que la maestra Lecona para hablar de estas inquietudes. Posee una vasta trayectoria. Es bailarina, coreógrafa, docente, investigadora y fundadora y directora de diversas compañías de danza española y de flamenco. Cuenta con estudios de economía, gestión cultural, políticas culturales, patrimonio cultural intangible y cooperación cultural internacional. Es integrante de la Sociedad Mexicana de Coreógrafos e invitada como miembro en México de la Fundación Mario Maya, de Sevilla, España.

Para ella, existen varios problemas dentro del universo del flamenco, como la pérdida de los legados que han dejado los grandes exponentes del género. Asimismo, que aún no sea reconocido como expresión artística: “Me sigue inquietando que no nos ven como creadores, sólo nos relacionan con danzas étnicas, y no por que éstas sean malas, sino porque el flamenco tiene una profunda filosofía que debe ser reconocida. Lo siguen
describiendo con términos que lo minimizan. Es momento de que le demos al flamenco el lugar que se ha ganado con esfuerzo”.

Otro problema que percibe la maestra Lecona es que a las nuevas generaciones se les está formando en el flamenco de una manera banal: “A muchos de ellos se les está ofreciendo un baúl lleno de movimientos, de pasos, pero no se les está compartiendo una filosofía, un verdadero amor a este arte. En mi época nos brindaban mucha información y nos motivaban a bailar con el corazón caliente. Es lo que está faltando ahora en los bailarines jóvenes del flamenco”.

Como un gran ejemplo de bailarín con filosofía, recordó al gran español Mario Maya (1937-2008) que, si bien venía de una escuela ortodoxa, supo experimentar en otras expresiones. La maestra Lecona tuvo la oportunidad de conocerlo y colaborar a su lado. Sobre esto recordó: “Siempre nos compartió su experiencia no sólo de pasos, sino que nos daba herramientas de creación. Nos legó un espíritu sensible pero indomable. Él nos decía que más que copiar sus pasos había que descubrir sus secretos. Fue fiel a su espíritu rebelde. Transitó por todas las vanguardias. Así que es un referente obligado del que siempre hay que recuperar su filosofía”.

—–

CIUDAD DE TEXCOCO, EDO. DE MÉXICO | 15 DE NOVIEMBRE 2019

SALA LOUNGE | CENTRO CULTURAL MEXIQUENSE BICENTENARIO

CON INFORMACIÓN DE ENCUENTRO NACIONAL DE DANZA MÉXICO 2019

Deja un comentario