Se presentará en la Ciudad de México la compañía española Dunatacá

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Con las coreografías “Mujer” y “MUUchachitas” inspiradas en el universo femenino, que plantean el tema de la mujer y del feminismo desde lugares totalmente diferentes, la compañía ofrecerá tres presentaciones en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo.

Fotografía:©Gloria Minauro/Isóptica


Bajo la dirección de Julia Irango y Sybila Gutiérrez, la Compañía Dunatacá ofreció un ensayo para prensa de las obras coreográficas que se podrán apreciar del 31 de agosto al 2 de septiembre en el Centro Cultural del Bosque.

La presencia de la Compañía Dunatacá en México es simbólica porque, si bien es un proyecto joven que apenas nació en Valencia en 2016, ha logrado posicionarse en la escena española debido a la inquietud creativa de sus nueve creadoras valencianas, quienes se han mantenido en la búsqueda de una red de soporte artístico y han hecho crítica social, acercándose en cada producción a preocupaciones actuales como son los refugiados, la situación de la mujer o la tercera edad.

En entrevista las directoras de la compañía, Julia Irango y Sybila Gutiérrez, explican la razón de ser de ambas coreografías. Por un lado, señalan que Mujer parte del siguiente cuestionamiento: “¿Quién es siempre una misma persona? Yo soy muchas y al menos hoy quiero mostrarte varias versiones de la mujer que habito”. Por otro lado, comentan que MUUchachitas habla de una revolución en la granja de este siglo, de las omitidas y las oprimidas, de la sociedad de consumo, de todas nosotras.

Irango y Gutiérrez están convencidas que más allá de ponerle alguna etiqueta a los personajes de estas piezas, las espectadoras que vean la propuesta Mujer se podrán a ver reflejadas o se acordarán de la historia de alguna amiga o familiar, o quizá una imagen les recuerde a su infancia, les suscite tristeza, rabia, dolor, inquietud, nervios, angustia, incomodidad, risa, mofa o vergüenza.

Las creativas de la Compañía Dunatacá confiesan que Mujer surge de una necesidad de compartir su sentir entorno al universo femenino: “Hay urgencia en hablar y mostrar cómo nos sentimos, contar nuestra historia, comenzar a poner sobre la mesa que estamos cansadas, que queremos caminar tranquilas y libres, o locas y boca abajo, pero caminar hacia donde nos apetezca”.

En el caso de la obra MUUchachitas el detonador fue la rabia y acabó siendo un cuestionamiento hacia nosotras mismas: ¿qué es el patriarcado y en qué nos afecta? MUUchachitas habla de un mundo que iguale a los seres como merecedores de vida digna. Es feminista y es ecologista. Es una vuelta a la tierra, es una reivindicación de los derechos de los animales. Es un reclamo de paz.

“Imaginábamos a un grupo de vacas con rifles apuntando al público, pidiendo respeto: “No nos matéis”. El discurso se fue dulcificando. Pero el punto de partida fue entonces entender que el ser humano pasa por encima de todo lo que puede doblegarse: pasa por encima de los animales, pasa por encima del pobre, de la mujer, de las niñas, de las culturas. El hombre blanco heterosexual es todopoderoso y ha inventado un mundo que legitima sus abusos”.

Al preguntarles cuáles son los mensajes que quieren compartir con el espectador, mencionan que Mujer demuestra que para las féminas es posible otra forma de vivir el cuerpo y que pueden recuperar su voz. En tanto que MUUchachitas busca, a través de la metáfora y un lenguaje de fábula, convertir el feminismo y al vegetarianismo/veganismo en temas que no parezcan tan lejanos y sea en algo más fácil de entender.

Finalmente, las directoras de la Compañía Dunatacá comparten que ambas coreografías son simbólicas para el grupo porque les permite posicionarse como mujeres en el mundo de la danza, las define y les da voz, impulsan su lenguaje escénico y afirman el corte social del grupo.

Teatro de la Danza
Centro Cultural del Bosque
Agosto 30, 2018
Con información de: Coordinación Nacional de Danza

Deja un comentario