Se presentó la Gala de Flamenco “Espacio en blanco” de María Juncal, dentro del Festival IBÉRICA CONTEMPORÁNEA 2019

Tiempo de Lectura: 3 minutos

En este espectáculo compuesto de 4 escenas, María Juncal ofrece su modo propio de calibrar y asimilar tendencias recientes del flamenco.

Texto: Eugenia Macías

 

FOTOS: GERARDO CASTILLO / ISÓPTICA

 

 

En Canción de la piel sin mácula, un ser sale por fin de un prisma circular que lo aloja. Vuelve a entrar y vuelve a salir. La movilidad es más desde la gestualidad de la danza contemporánea aunque la música sea flamenca, al final el capelo cae encima de él como lienzo, prometiendo una nueva etapa de vida bajo otras condiciones.

El cantaor Jesús Corbacho mezcla habla y cante en Canción del Caminante hasta que deja desembocar melodía y letra a través de su voz: (…) a veces sus pasos son los del vencido, pero en su corazón encuentra el aliento o el latido (…) el caminante no siempre avanza pero no ha dejado de intentarlo (…) se pierde y regresa, retomando su huella (…)

Sorprende la posición poco convencional de los músicos en el escenario, en la esquina inferior izquierda en primer plano, donde incluso el guitarrista está de espaldas al público. De pronto la luz dibuja una diagonal donde sucederán interacciones entre ese cantaor y la bailarina como un diálogo desde los códigos distintos de sus disciplinas, para que luego ella se quede desplegando sus variaciones de ruta.

La Canción del Agua conjuntó entre otras significaciones: la sonoridad de este líquido vital y el ser ejecutada con uno de los cantes de ida y vuelta que atravesaron marejadas y marejadas cada vez, la Guajira. Una vez más los músicos se distribuyen inusualmente en escena separados y cada uno fungiendo como la esquina de un cuadrado entre el que bailará María Juncal. Un segundo cantaor atraviesa transversalmente el foro caminando detrás un telón transparente y se integra al espectáculo para darle fuerza expresiva que se añade a los juegos con abanicos, el percutir el cuerpo, dar paseos, sacudir los brazos, hacer juegos de zapateados. Y usando el proscenio como un malecón María Juncal se sienta en una orilla y ve pasar una pasión.

Espacio en blanco, es posiblemente la raíz, la ruta de viaje y el destino de todo este espectáculo. Una poderosa seguiriya, introducida por una dramática saeta y luego el baile desplegado con una bata de cola, respetando la tradición de lucimiento virtuoso de este vestuario y los elementos distintivos de la ejecución de cualquier palo flamenco, pero aplicados a la seguiriya: falsetas, escobillas, estribillos, marcajes, salida por bulerías. Predomina el peso de prácticas renovadas intergeneracionalmente, pero con el sello de búsqueda corporal propia de María Juncal en respiraciones, torsiones, braceos, arcos, salida por bulerías, para culminar el espectáculo con una ovación generalizada.

 

+++++++++++++++++++++

 

 

 

María Juncal

 

Originaria de Las Palams de Gran Canaria, comenzó estudios de danza con su abuela Trini Borrull, luego en la Escuela de Danza de Rosalina Ripoll y Miguel Navarro y en el Centro de Arte Flamenco y Danza Española “Amor de Dios” en Madrid. Ha colaborado en compañías de El Güito, Manolete, José Greco, Joaquín Cortés, Cristóbal Reyes, Paco Peña, y en el montaje Jarocho del National Theatre of New York. Ha recibido el Premio Nacionala de Danza Flamenca “Antonio Gades” en Córdoba, Primer Premio “Desplante”, mejor solista por su obra El Encierro de Ana Frank en el Certament de Coreografía de Danza Española y Flamenco del Teatro Albéniz, con la cual ha realizado diversas y exitosas giras en España y el mundo. Es coreógrafa del Equipo Nacional de Gimnasia Rítmica de España.

Es virtuosa en la ejecución y creación coreográfica en torno a los palos flamencos combinando interpretación elegante y suelta, manejo de elementos tradicionales como la bata de cola, interpretación de piezas musicales con arreglos de fusión y movimientos sobrios y claros del manejo corporal flamenco.

 

Oscar Lago

 

Guitarrista que cuenta con una exploración propia en la composición por lo que es invitado por diversos bailaores a sus montajes como director musical o como ejecutante (entre otros Juan de Juan, Jesús Carmona, María Moreno, Antonio Canales, Javier Latorre, Belén Maya, Andres Peña). Durante su infancia estuvo en el taller del luthier Rafael Porras y posteriormente fue alumno de Rafael Abujas, Andrés Martínez y Gerardo Núñez por mencionar algunos.

Ha producido discos de Jesús Corbacho, Manuel Parrilla o Juan Requena. Se ha presentado en la Bienal de Flamenco de Sevilla.

 

Teatro Metropolitano
Ciudad de Querétaro, Qro. 15 de Julio, 2019
Con información de: Festival Internacional de Danza IBÉRICA Contemporánea

 

Deja un comentario